Friday, December 21, 2012

Una historia de amor

Siempre sostengo que: "Los seres más difíciles de amar, son los que más amor necesitan"... a lo que agrego: "Y los más agradecidos cuando reciben amor".


Hace tiempo comencé a llevarle comida a dos hombres que se encuentran en una plaza, cerca de casa. Muchos me dijeron que tuviese cuidado, que podían robarme, qué sabían donde vivo, etc, etc.

Días atrás fui, como tantos días, a darles algo para comer. Los dos me estaban esperando con un ramo de rosas y una tarjeta que decía: Elisa te amamos. Lo habían comprado con la limosna que reciben de los transeúntes. Los tres nos abrazamos emocionados. Yo también los amo, les dije.

No comments:

Post a Comment